PROPUESTA DE VALORES

 

 La identidad de la escuela calasancia se sustenta en una concepción cristiana de la persona, de la educación y del mundo, y se expresa en su misión, visión y propuesta de valores.

Como comunidad educativa católica queremos poner relevancia en los valores del Evangelio, Piedad y Letras, Fe-cultura-vida, por medio de una cultura organizativa centrada en la persona y en los valores cristianos explícitos, y por el clima emocional de la comunidad educativa, que establece las condiciones idóneas para el crecimiento personal y social de los alumnos.

La propuesta de valores de la escuela calasancia es la siguiente:

  1. a) Apuesta por el valor del amor, que define como entrega desinteresada a los demás, que nos lleva a dar lo mejor de nosotros mismos, buscando siempre el bien de la persona.
  2. b) Educa en la esperanza, que es la fuerza interior que nos mueve a conseguir el ideal que aporta sentido a nuestra vida y nos lleva a vivir desde un clima de confianza y optimismo en los demás
  3. c) Fomenta la fraternidad, que capacita para vivir una relación de afecto y confianza, como la que hay entre hermanos. Se concreta en actitudes que llevan a compartir, a aceptar y dar confianza, y posibilita la paz y armonía.
  4. d) Invita a vivir desde la gratuidad, fomentando en los alumnos la capacidad para realizar acciones de ayuda a los demás sin esperar nada a cambio.
  5. e) Potencia la honestidad, que nos lleva a vivir desde la verdad conforme a lo que se piensa, respetando y siendo justo con los demás. Considera que es un valor indispensable para que las relaciones humanas se desenvuelvan en un ambiente de armonía y de confianza.
  6. f) Promueve la justicia, procurando un ambiente en el que se da a cada uno aquello que le pertenece, teniendo en cuenta sus características y necesidades. Fomenta este valor promoviendo la responsabilidad, la conciencia social y el compromiso.
  7. g) Educa en la libertad y desde la libertad, que entiende como la capacidad de la persona humana para elegir y obrar en cada momento respetando los derechos y deberes de los demás. Para ello promueve la responsabilidad, sentido social, el esfuerzo y la perseverancia, el profundo respeto y comprensión hacia el otro.
  8. h) Educa en la sencillez, que pone de relieve las cualidades del espíritu y los sentimientos del corazón. Se traduce en transparencia de vida y se manifiesta en la franqueza y ausencia de doblez, en la autenticidad, naturalidad y cercanía hacia los demás.
  9. i) Propone la solidaridad, que brota de la convicción de que todos somos seres humanos iguales en dignidad y derechos. Supone sensibilidad para captar las necesidades de los demás y se pone de manifiesto en el servicio y búsqueda del bien común.

j) Educa en la verdad, que permite manifestar con palabras, hechos y actitudes, lo que sentimos en el interior. Exige coherencia entre lo que se dice y lo que se siente